meterse-en-la-mente-de-tus-victimas
Mi primera noche como Scare Actor en  El Bosque Petrificado, honestamente, estaba más nervioso que la gente a la que quería asustar, pero me encantó. Todos los golpes, contusiones, cortes y esguinces valieron la pena. El subidón de adrenalina, y ver cuánto lo disfrutaron los invitados, fue maravilloso y adictivo.

Pero surgió un problema para mí: no puedo simplemente hacer un trabajo sin querer mejorar cada año. No tengo que ser el mejor Scare Actor de todos los tiempos, pero quiero ser realmente bueno en eso. Soy el tipo de persona que no puedo conducir un coche rápido sin querer mirar debajo del capó para ver qué lo hace correr tan rápido. Quería saber más. Entonces, comencé a investigar un poco sobre técnicas de acting de terror, Pasajes del terror, por qué la gente acude a ellos y cómo reacciona el cerebro al tener miedo.
Estoy compartiendo lo que he aprendido y experimentado porque espero que sea interesante y útil para otros adictos al terror como yo. Así que, aquí vamos:

 

La ciencia del miedo

Lo que realmente despertó mi rápido interés en Scare Acting es cómo el cerebro realmente controla el miedo. Hay muchas reacciones diferentes que la gente tiene cuando está asustada. Algunas personas gritan o corren, otras parecen estar listas para golpearte. También parece que las cosas que aterrorizan a algunas personas ni siquiera afectan a otras.
¿Cómo puede ser eso, por qué existen todas estas reacciones distintas entre sí?
Mejor aún, ¿cómo se puede utilizar el conocimiento de cómo nuestro cerebro procesa el miedo para que la gente se asuste aún MÁS?

Asuntos cerebrales

El proceso real de cómo tu cerebro procesa el miedo es realmente muy interesante, pero es un poco científico. La parte del cerebro humano que responde primero al miedo es una pequeña región del cerebro cerca del tronco encefálico llamada amígdala. Esta es la parte del cerebro que determina que una amenaza puede estar cerca y alerta a otras regiones del cerebro del posible peligro inminente. Envía un mensaje que básicamente dice: “presta atención, pardillo, las cosas pueden estar a punto de ir muy mal”.

La amígdala básicamente activa la alarma de incendio antes de que incluso huela a humo. Mientras alerta a múltiples partes del cerebro, alerta al hipotálamo para desencadenar la respuesta de lucha o huida. Esta es la parte del cerebro que te dirá que corras como un conejito asustado o que des un golpe ante la amenaza (que puede ser solo un actor inocente, trabajador y asustado). Todo esto se hace automáticamente sin que tú te des cuenta. Es por eso que algunas personas se avergüenzan y se disculpan segundos después. Es una reacción natural.

Materia gris

Estas señales también se procesan en el lóbulo frontal, determina lógicamente si la amenaza es real o no. El lóbulo frontal está haciendo esto mientras tu hipotálamo ya le ha dicho a tu cuerpo que lances un puñetazo o empujes a tu novia entre ti y la amenaza. Todo el proceso solo lleva unos segundos.

¿Alguna vez ha estado en una situación de vida o muerte como un accidente automovilístico o, en mi caso, en una montaña rusa? Cuando miras hacia atrás, ¿todo el proceso que tardó segundos casi parecía estar en cámara lenta? Bueno, realmente tomó tardó unos segundos. Pero una vez que la amígdala activó todas esas porciones del cerebro, todas comenzaron a “grabar”.

Normalmente, nuestro cerebro “filtra” una gran cantidad de información que recibe de nuestros sentidos. Están sucediendo demasiadas cosas para que nuestra conciencia se concentre en todas ellas, por lo que nuestro cerebro ignora las cosas sin importancia como el canto de los pájaros. Pero cuando hay una amenaza, nuestros cerebros apagan los filtros y registran todo y por eso parece más lento cuando lo recuerdas. Esa situación ocurrió a velocidad normal.

Esta es una habilidad de supervivencia, tu cerebro dice “esto es una amenaza, y si sobrevivo, entonces quiero saber qué hacer la próxima vez que ocurra”.

¿Y AHORA QUÉ HAGO?

Saber cómo el cerebro controla el miedo te da una clara ventaja sobre cómo asustar a la gente. Un impacto desencadenará la respuesta de lucha o huida en un cliente, pero determinarán que no es una amenaza después de un par de segundos, y ahora también tienen una novia muy cabreada con la que lidiar porque la usaron como un escudo humano.

También sabemos que el lóbulo frontal determinará si las amenazas son genuinas. Así que los sustos reiterados serán mucho menos efectivos con el tiempo, ya que reconocen que no es una amenaza real. Probablemente también tendrán tiempo para darse cuenta de que cualquier forma de intimidad con la enfadada novia probablemente esté fuera del menú durante las próximas semanas.

Todavía tenemos el instinto de tratar de evitar que nos maten. El miedo no es una reacción inútil de antaño, lo usamos para mantenernos vivos y reconocer el peligro. Pero ahora buscamos al tipo con un cuchillo en lugar de un tigre de dientes de sable. Lo que significa que todavía tenemos el rasgo (a veces desafortunado) de usar ese instinto para anticipar cosas terribles que podrían ocurrir.

Reaccionamos a los estímulos que sabemos que son peligrosos por la experiencia adquirida.
Nunca hemos estado en un accidente de avión, pero nos abrochamos el cinturón y nos agarramos a los reposabrazos durante el despegue.
Nunca conocimos a un verdadero asesino con motosierra, pero sabemos que debemos correr como Forest Gump si alguien remotamente cercano a Leatherface se nos acerca.

Entonces, en definitiva: Aprovecha el instinto automático para anticipar una amenaza. La amígdala se engaña fácilmente, pero si le das a las otras partes del cerebro que toman decisiones un estímulo para que también anticipen el peligro, engañarás a todo el cerebro.

Cómo aprovechamos esto

Muchos Pasajes comienzan con un gran impacto desde el principio. Esto pone a los clientes inmediatamente en el modo de evaluación de amenazas. Ahora, la clave es lidiar con la parte lógica del cerebro y convencerla de que todavía existe una amenaza. El elemento más importante para asustar a un cliente es hacer que “altere su realidad” y considere que podría estar en peligro real e ignorar que está en un Pasaje.

Por lo tanto, querrás que la siguiente escena sea una habitación espeluznante con elementos que alienten al cerebro a continuar anticipando una amenaza. Como una habitación con un payaso espeluznante y luego una habitación llena de cuchillos y espadas colgando de la pared. Estas deben ser zonas que incomoden e incomoden al cliente. Quieres crear la sensación de pavor y presentimiento, dejando que el cerebro lógico confirme que los centros del miedo estaban en lo correcto todo el tiempo. Aquí también es cuando puedes avanzar a lo largo de una historia, si tienes una; esto también aumenta la tensión.

ENTONCES, ten la escena contigua con un buen impacto.

 

CONCLUSIONES 

Este es el viaje en montaña rusa que deseas tener a lo largo del recorrido del Pasaje: sugestión poco a poco y luego un impacto repentino. Si esto te parece un poco familiar es porque la mayoría de las películas de terror funcionan con esta misma teoría, aumentando el suspense para generar miedo y luego el susto de recompensa, enjuagar y repetir. Si la película sólo matara a gente durante todo el tiempo, sería adormecedor después de un rato.

Kenneth Leary. Scare Actor. (Artículo adaptado y traducido al castellano por TerrorMakers)

Esperamos que estos consejos te sirvan para mejorar tu técnica como “asustador”…
Pero si quieres profundizar mucho más y convertirte en un verdadero profesional, puedes aprovechar ahora para apuntarte a nuestra TERRORPASS, donde puedes encontrar el curso online “Trabajar en un Espectáculo de Terror” . Aprende todos los trucos y recursos para convertirte en un verdadero Scare Actor y forma parte de nuestra comunidad de Asustadores.
TERRORPASS - Terrormaker
tratar-con-el-padre-defensorBlog

El Padre Defensor

Blog

Ser Monstruo

Add a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies